¡Nuestras últimas entradas!

viernes, 15 de junio de 2018

LOS DIENTES DE LA ETERNIDAD, UN COMIC DE JORGE GARCÍA Y GUSTAVO RICO QUE TRAE NORMA EDITORIAL

Si, como yo, eres un entusiasta de la mitología, y de la mitología nórdica en concreto, seguramente este cómic no se te haya pasado por alto, como a mí.

Ahora que Norma recopila la historia en un único integral, ¿estamos ante un must have para los amantes de Yggdrasil? Esta es la reseña de "Los dientes de la eternidad".



Jorge García y Gustavo Rico, autores desconocidos para mí hasta el momento, firman este cómic mitológico cuyo argumento es bien "fácil" de resumir: el Ragnarök, el Crepúsculo de los Dioses, el Apocalipsis en la mitología nórdica. Esto es lo que ambos autores narran e ilustran en estas caricaturescas viñetas, cargadas de simbología (algunas más reconocibles que otras, según tu conocimiento de esta mitología) y con bastante y colorida potencia.

La caída de los dioses del Asgard es uno de los episodios de la mitología nórdica más comentados. En él, dioses y monstruos como Odín, Thor, Tyr (dios de la guerra) o Heimdall, de una parte, y Loki, Surt (gigante de fuego), Fenris o Jormundgander de otra, luchan en una batalla de caos y destrucción, que finalmente acabará con el mundo conocido. 


Esta guerra está plagada de metáforas, mensajes ocultos, ídolos de barro y enseñanzas para todo aquel que sepa verlas, y el trabajo de García y Rico es buen deudor de ello. Es por esto que el narrador de la historia, una figura predominante en este Los dientes de la eternidad, mantiene en todo momento un tono sombrío, épico y repleto de alegorías, que nos embriaga e invita a ser testigos mudos de un mundo que se desmorona, muchas veces entre imágenes surrealistas que entremezclan distintos estilos, dibujos sin contorno e imágenes que esconden oscuras fotografías. 

¿Conclusión? Es una interesante revisitación al Crepúsculo de los dioses, aunque muy enrevesada en el apartado gráfico y sin novedad alguna, convirtiendo el álbum en casi un "Ragnarök ilustrado". Si no recuerdas demasiado el mito, te resultará más curiosa.


Si lo conoces de sobra, no es más que otra oportunidad más de haber aportado una perspectiva diferente y fresca del mito que se va.

La lectura enriquece el alma,

Dani S.