¡Nuestras últimas entradas!

domingo, 20 de abril de 2014

SILAS COREY, UN COMIC DE FABIEN NURY Y PIERRE ALARY

¡Hola de nuevo blogueros! Tenía ganas de tener este cómic desde que salió a la venta, ya que me declaro un ciego enamorado del arte de Pierre Alary.


silas corey comic

El que trabajara para Disney durante diez años y co-creador de Belladona o Simbad se ha juntado esta vez, para mi gusto, con la mejor de las parejas que lleva hasta la fecha: Fabien Nury, de sobra conocido ya por obras como West, Las Crónicas de Legión o Érase una vez en Francia (obra que reseñaré algún día).

silas corey comic

Silas Corey es una mezcla de Sherlock Holmes y el James Bond de Pierce Brosnan. Es un espía, mercenario, detective, reportero y combatiente de la I Guerra Mundial; pero sobretodo, es "SU HOMBRE". Si alguien quiere esclarecer un caso sobre una desaparición que nadie más ha resuelto, lo llaman a él. Si la oposición quiere derrocar al gobierno actual, lo llaman a él. Si una industria armamentística rusa pierde información valiosa...sí, también lo llaman a él. Silas trabaja para el mejor postor, pero aunque venda sus servicios al por mayor, tiene muy claro su bando, pues estamos en la I Guerra Mundial, en Francia. La neutralidad es imposible, puesto que Alemania y el Imperio astrohúngaro quieren invadir, entre otras, París.

silas corey comic

En este contexto, la trama principal del cómic gira entorno a la pretensión de la oposición francesa, liderada por Clemenceau, de derrocar al gobierno actual de Caillaux, al que acusan de alta traición. Las pruebas de ello desaparecen junto a un reportero la noche anterior a que éste se las fuera a entregar a Clemenceau, y es por ello que nuestro protagonista entra en acción. La patriótica historia se va complicando a cada página con más y más giros de tuerca y la tensión que se palpa en toda buena trama de conspiraciones y espías va in crescendo hasta llegar a un final memorable entre trincheras y bombardeos. 

silas corey comic

La labor de Fabien y de Pierre es espléndida. Se nota como ambos artistas se han empollado bien la lección y se respira un duro trabajo de trasfondo e investigación. Como siempre, Pierre Alary nos lleva de calle desde la primera página del cómic y Fabien Nury no se queda atrás con un guión más que excepcional, cargado de intriga y perfectísimamente bien hilado hasta el más mínimo detalle. No hay nada que se nos quede en el tintero al acabar las más de 170 páginas del cómic. Esto es puro cómic europeo, y Dibbuks nos deleita con una edición de lujo como lo fue la de Simbad allá por 2011, lo que nos hace gozar aún más la magia del noveno arte. 

¡Hasta la próxima!

Dani S.